16 marzo 2009

Para promover la lectura de la Biblia.

UNA MODESTA PROPUESTA para ampliar el circulo de lectores biblicos con segmentos de publico minoritario pero no marginalizable si se quiere extender la Palabra a todos los pueblos, tribus e idiomas, ofrecida graciosamente, como-manda-Jesus, a los ministros de las iglesias, de las misiones y de la cultura.

Ingredientes:
1.- Historietas biblicas de mal gusto (son abundantes y se recolectan con facilidad).
2.- Literatura popular de mal gusto (lo mismo).

Para el presente ejemplo, he escogido esto:

En su momento, era de suficiente mal gusto como para herir la sensibilidad de padres y pedagogos. En casos de mayor sensibilidad, hasta se le podían atribuir desde efectos perniciosos sobre la salud mental y el correcto desarrollo de la personalidad; hasta inducción al suicidio o al asesinato, baja de rendimiento escolar, perdida de tiempo, etc.
En su momento. Las cosas de mal gusto caducan, se hacen graciosas, se kitschean, se transforman en elementos de culto (?), y acaban su degradación ingresando en el catalogo del patrimonio de Lo-que-sea.
Con lo que dejan de ser de mal gusto. Los familiares mayores los regalan a sus cachorros, un Ministerio del Amor a la Educación las convierte en lectura obligatoria, y ese es el punto final de su atractivo. El debito conyugal.

Mis hermanos mayores me recomendaron al Homero, cuando ellos eran niños pequeños, porque en sus historietas había sangre y visceras. Nos tragamos sus tochos con gusto, perdiendo el tiempo.
Y hace poco pille en la bilioteca una peli japonesa del Shakespeare, con flechas samurais traspasando ojos y burradas de esas. Había señoritas que habían sido raptadas de niñas, despues de matar a sus familias y quemar sus castillos.
Como en la guerra de Madian.

Supongo que ahora habría que hacer este ejercicio con "video-juegos-violentos", estilo "La Pasion" del Mel Gibson (o como se llame el tipo; esa que tenía violencia y arameo explicitos).

Basta hacer muy ligeras adaptaciones. Se cambian algunos nombres y detalles, y el curro esta hecho.

Aquí quitamos Lovecraft y ponemos "la Biblia"...

...la guerra de Madian, de Moises, de Dios, de y sus sacerdotes empaladores que llenan de sangre el...

El Espiritu Santo, el Creador Supremo del Horror Sobrenatural.


Parafraseando al conde-ciudadano de Sade:

"Sociedades biblicas: un esfuerzo más si quereis ser glosolalicas".

Posted by Picasa