04 julio 2009

de los dolores.


estampita encontrada en un "Cantoral Gregoriano Popular " del 1942.

ilustra que tipo de relaciones fisicas, afectivas y de roles juega el dios con sus inferiores.



" Incad esas espinas en mi corazón para puri ficarlo "

Uno de mi edad que sí tuvo clases de religión catolica de niño, me contaba lo desagradable que era cuando le explicaron que, por cada pecado cometido, al niño Jesus se le clavaba una espina en el corazón.
cualquier pecado sin mayor importancia.
pincharse es desagradable.

a veces.



envidio esas experiencias porque soy de la generación de los Colegios Publicos barceloneses con profesores progres, y no nos hacían estos juegos del miedo y la culpa.

pero su señorita quizas era menos retorcida que el dios que enseñaba.

El Amo-Victima escogió como serían las sesiones y el guión de su pasión-tortura.

y llevó a sus Esclavos a hacerselo.
a que le enseñaran que es eso del dolor y de la angustía.
sensaciones y sentimientos que El había diseñado para ellos. para nosotrxs.
curiosidad, o envidía.

para satisfacerse a Si-mismo de nuestras ofensas y desobediencias.

y era imposible no ofenderle y no desobedecerle, como tan bién explican algunos autores biblicos y cristianos : según la Ley, nadie puede ser salvo : todxs somos culpables.
es una legislación diseñada para impedir la inocencia.
hizó que le castigaramos para poder perdornarnos.

pero sin que le torturaramos, no podía perdonarnos.
y tuvo que hacerse uno de nosotrxs para eso. un humano.

por que ?

porque ninguno de lxs humanxs, ni todxs juntxs, pueden pagar, pese al sufrimiento y el dolor en que estan embadurnadas las vidas.
somos demasiado poca cosa ante El.
para que un humano pagara, tenía que ser un Igual al dios.
el dios mismo en persona, pues. en concreto, en segunda persona.

por qué ?

por que nos Ama.

con sus labios rojos entreabiertos, con los ojos idos.


una vez aceptadas estas premisas como logicas y razonables,
se puede pasar a verle ordenando asesinatos, torturas y violaciones de niñas esclavas,
como las que salen en Numeros, y que nos parezca justo y apropiado.

para aceptar algunas formas de esta relación de dolor, dominio y sumisión,
hace falta dar un paso más.

po ejemplo, para aceptar el devocionalismo corporal catolico popular :



incanos tus espinas
y
metenos dentro de tus llagas.

Posted by Picasa