16 marzo 2010

mediadora de algunas gracias




estaba abandonadita al carrer tallers

mientras valoraba si la llevarbamela con el sindrome de diogenes
o dejarsela a alguien que pudiera sacarle un provecho
le hacía el safari fotografico pa tener tiempo de decidir

cuando se me ha acercado una viejita y me ha preguntado si era mía

- ... no, la quiere, llevesela

que le había parecido que era krishna, pero no, que si era durga, sí que debe ser durga,
que me la llevara yo, que es lo que tenía que hacer, que era para mi

- ... que si le gusta quedesi-la, dona

no. que era para mí.

le ha dao la mano, me ha puesto de buen humor, podría haberla besado, ojos y pelo blanco y sonrisa preciosos.
hay un tipo de viejas colgadas de calle con las que me entiendo muy bien.
gente a las que se les nota el ser uno, las iguales, las compatriotas de lo que sea mi patria.

tú eres ello, que dice más o menos la Palabra sanscrita.



Durga es una diosa muy interesante.

la que recibio las armas de todxs lxs dioses, incapaces ellos, incompletxs,
y descabezó de mil maneras al mal.

me ha acompañao por los callejones y los bares.



me la dejé olvidada en la pizzeria y me la vino a devolver el camarero que majo.

ayudo con su poder anti-maligno las broncas propias y ajenas,

que había luna de lunes, mucha electricidad marte-venus-testorono-feronomosa

y hemos toreao las bestias que han ido saliendo con agilidad

los superpoderes como del zumo de amapola que no he bebido

shiva y visnú y kali funcionan homeopaticamente tambien

sin necesidad de ganja

aunque ganja sí que había

surfear humanxs



y

el sant roc del carrer de en Roca

se ha visto derrotado a los puntos



unas copas unxs amigxs y un poquito de rocanrrol

y armas enmarcadas.