09 marzo 2010

La Virgen empastillada, la vajilla de la Muerte, el Plomo de los guerreros, el papel higienico y el Veneno selecto al cuadrado.


" Yo Soy la Inmaculada Concepción ",


cajita pastillera que empaquetaba
"Pastillas al Agua de Lourdes".

Pertenece a una expo sobre etnografias del pais de los pireneos ( no, no el Co-Principat Episcopal, pais en su acepción geogradica ),
que está en su museito chiquito y medio dejao, el Etnologic.

Caímos ahí madrugueando el domingo y nos metimos y nos lo pasemos mú bien,
un conserje nos avisó que hacían concierto en la biblioteca con la colección de ocarinas,
que es un instrumento de una sola nota con el que se imitan sonidos de pajaros y cosas así,
osea, un artefacto aparentemente sencillo con el que se pueden construir/contar historias
muy cargadas.

los instrumentos sencillos y el construir historias.

este plato con la Letra eMe dibujá, p.e. :

... es un plato "de duelo".

cuando se hacía duelo por un Muertx,
se hacía duelo también en la coMida, en la vajilla.

por eso la eMe dibujá.


esto son soldaditos de plomo, voluntarios catalanes.

la forma de escapar y/o salir de la montaña/pueblo/familia a donde estaban adheridos.

salir tiene sus riesgos, claro, también.

soldaditos cristianos para luchar matando por dios, la patria y el rey.

y por la santisima.


esto de abajo tambien mataba :
"papel elaborado con las maximas garantías de higiene"
y
"tabaco selecto al cuadrado".

el papel de mi generación.

nos dió tiempo a usar esa marca de papel para el porrito pre-actuación musical.


los pajaros de la montaña de montjuic se unieron al concierto.

hacía muchisimo que no pisaba por ese museo.
hacen cosas gratuitamente.

los ayuntamientalistas lo quieren derribar.
es un edificio moderno de la epoca porciolista,
un poco grimoso, pequeño, recargado de modernecismo setentero, concebido con un montón de hexagonos y escaleritas y ventanas y aluminio y cemento;
puro patrimonio historico-artistico etnologico.

venía con opio en el alma; en el concierto le añadí setas, porque había velas, incienso y tabaco a una figurita magica sudaca.
no sé, pero igual el destruccionismo compulsivo de los urbanistas de esta ciudad tiene que ver con que toman otras pastillas, más inmaculadas que las mías, o en otros platos, con dobles M dibujás.