21 enero 2010

Quemaron todas sus aldeas, ciudades y campamentos. Y cada uno cojio parte del botín para sí.

De quemaron todas sus aldeas numeros 31



R. … comenzamos a incendiar todas las chozas, con cerillas y mecheros.
Había gente dentro.
Cuando se vieron forzados a salir …, disparamos contra ellos.
… el olor de los cuerpos quemados

… Mataban a los bufalos.

Mi sección debía cortar la retirada a los que intentaban huir de las chozas en llamas. … los detuvo, los mató, la aldea en masa fue asesinada. Nuestra misión consistía en impedir que pudieran escapar.

… Destruimos esas aldeas por completo. Pero no puedo decirle exactamente cuantas personas había en ellas. eran poblados pequeños – quizás de unas 30 personas … , y no dejamos en pie nada de lo que vimos.

R. 30 aldeas. Era un valle pequeño.




P. ¿ … vió quemar alguna aldea ?
R. Sí. A veces, los sargentos, especialmente si alguno de los nuestros había resultado muerto o herido, decían : " no os preocupeis, haced lo que os de la gana. Podeis violar a las mujeres o hacer lo que se os pase por la cabeza".
P. ¿ Las mujeres de las aldeas eran violadas ?
R. A veces. Cuando llevabamos bastante tiempo … y no teníamos mujeres con nosotros. … oscilaban entre los 15 y los 18 años …

De quemaron todas sus aldeas numeros 31




Ken Stilwell. Sargento. 7 años de servicio, 36 meses en Vietnam. 18 meses hospitalizado.
Estrella de bronce, banda de honor del ejercito, medalla de servicios distinguidos al valor del gobierno vietnamita, 5 corazones de purpura. Etc.

R. … destruimos completamente todo el pueblo.

R. Con napalm, ataques de mortero, artillería pesada, carros de combate, vehiculos blindados; un ataque en gran escala contra una pequeña aldea.
… [ 400 personas, 1 superviviente ] …

R. Murió todo ser vivo. Mujeres, niños, bufalos de agua, gallinas, cabras. Todo ser viviente.

R. … Habíamos hecho cosas parecidas, como p.e., cuando se nos ordenó incendiar completamente un pueblo, pero sin matar a nadie.

P. ¿ Cuantos prisioneros o heridos mató usted ?

R. Quizás unos 250.

R. Oh, sí de heridos y de personas civiles, asesinadas sin nigún motivo. Hombres, mujeres, niños, toda clase de personas.

R. …La cogieron, la ataron, y la abrieron en canal, de abajo a arriba.

R. Sí, pero no me parece conveniente hablar más de ello. No quiero tratar estos temas en presencia de una mujer.

R. … entonces, cosieron su vagina con alambre corriente. Después, pasaron una vara metalica a través de su cabeza y la colgaron. El jefe del grupo, un teniente, hirió su cuerpo, desde la cabeza, con un sable largo. Y ví como uno le introducía por la vagina una bayoneta al rojo vivo.

P. ¿ Murió ?
R. No rapidamente. estaba un hombre con nosotros. …

De quemaron todas sus aldeas numeros 31



R. Todos. Unos 15 o 20.

R. La mayoría gente anciana. Y unas cuantas mujeres.
P. ¿Algún niño ?
R. Creo que un par. Quizas. Eran ya mayores.

R. … Mirabas a los ojos de alguien, los ojos de una mujer, y ella, no sé, yo miraba, quiero decir, antes de empezar a disparar, … pero, cuando todos empezaron a disparar, yo también lo hice, y luego … llegaron otros soldados con bulldozers. Destruyeron la aldea entera. … era como si no hubiera existido jamas.

R. … no se si creí que actuaba perfectamente, o no. …



Chuck Onan.


P. ¿Recibió usted instrucciones de cómo torturar a las mujeres ?

R. Sí.

P. ¿ Qué les enseñaban ?

R. Eran muy sadicos. No me gusta hablar de esto. ¿ Qué se saca hablando de ello ? Quiero olvidar, sacarlo de la cabeza.

Naturalmente, se nos entrenaba para torturar, pero la gente no quiere saberlo o se empeña en no creerlo.

P. ¿ Qué más ?

R. … sacar el fosforo …

R. … polvora …

R. … matar a los prisioneros, torturarlos, violar a las muchachas. Y todos tenían fotos de las cosas más repugnantes que habían hecho.


R. … les presentaban la cuestió de una forma atractiva, … como una oportunidad para …

P. ¿ LLegaban los sargentos a preseetar el trato que se daría a las prisioneras como un aliciente para ir voluntariamente … ?



De quemaron todas sus aldeas numeros 31



R. … poco despues, oí que el capitán daba ordenes de matar a los niños. … : "…¿ qué hacemos con ellos ?"

… " Sí señor" … oímos disparos de armas automaticas y gritos de niños. Oí gritar a los niños. … Eran muchos niños. … solo 20 o 30 segundos



… unas 8 o 10 vacas … una ametralladora y zap-zap.zap, todas muertas. … nos dimos un gustazo


… una linda casa vietnamita … nos dedicamos a buscar dinero. Muchos tenían dinero escondido. Luego quemamos la casa y todo lo que había alrededor.






Ray, sargento. 11 años de servicio, 9 meses en Vietnam.
Corazón de purpura, medalla de commemoración del ejercito, medallas vietnamitas

R. … y le ordenó arrasar la población … "Borradla del mapa"

R. napalm, fosforo blanco A.G., gases, cohetes … Todo lo que teníamos.


R. … por todas partes se encontraban brazos, cuerpos mutilados … La aldea aún quemaba, las chozas de paja ardían. Lo unico que no ardió fuimos nosotros.

R. Diría que unas 500 personas.


R. Si llegabamos a un pueblo y pensabamos que sus habitantes simpatizaban con el vietcong…, la consigna era quemarlo.

R. … La decisión la tomé particularmente.

R. Quemarlo. Quemamos todo lo que tenían. El ganado y la cosecha … Todo. Las viviendas también, naturalmente.

R. De Texas …
P. ¿ De una familia religiosa ?
R. Mi madre es muy religiosa. Yo también, aunque no tanto como mi madre.
P. ¿ … la Iglesia Bautista ?
R. Efectivamente.

De quemaron todas sus aldeas numeros 31


R... Hue, una ciudad bella y moderna , que había sido la capital ... algo maravilloso por su riqueza... Era una ciudad fantastica, había visto fotos de antes de que fuera destruida ...

... es verdad que había vietcongs ..., los marines recibieron la orden de ir allí y destruirlo todo.
... la mayor parte de la población de la ciudad eran civiles y mataban a todos los hombres, alegando que eran del V.C., e iban de casa en casa, matando a todo el mundo.
Y robaban todo lo que podían. Joyas, especialmente.

... todos los chicos volvían llevando anillos con diamantes y conduciendo ..., tenían muchos ciclomtores ...

P ... ¿ ... los que llevaban montones de relojes de pulsera en sus brazos ?

... luego empezaron a matar a todo el mundo; emplazaron la artillería y destruyeron la Ciudadela, que era una iglesia catolica, un hermoso lugar ... Y entonces llamaron a los de los B 52 ... y los B 52 bombardearon la ciudad, la arrasaron por completo y Hue dejó de existir ...





"Conversations with Americans", Mark Lane, 1970, traducido en españa como
"Hablan los desertores del Vietnam", Dopesa ed., 1971.

El señor Lane, que estaba empeñado en que el asesinato de JFK fué un montaje.

Como decía una pintada de la calle san rafael : " Ser paranoico no evita que te persigan ".
Los servicios secretos se tomaron en serio lo de desprestigiar al pobre tipo.

Tambien creyo que la iglesia de la Guayana era perseguida por los servicios secretos.
Y que ayudaron y provocaron el suicidio masivo de los buenos cristianos que buscaban su plan de pensiones en la tierra prometida.

Que tambien puede ser.