26 noviembre 2009

Menores de Edad.

Hubo un tiempo en que lxs prepuberes eran comprometidxs en matrimonio, casados, puestxs a trabajar, o

consagradxs a la vida sacerdotal o monastica.

Son opciones de vida permanentes e irreversibles, a las que se accede previo consentimiento de la libre voluntad.
Pero la libre voluntad es algo que no existe en la normalidad como un elemento puro.
La educación, el respeto, la obediencia, el deber, el cariño, la dependencia, la ignorancia con las que todxs cargamos.
Las circunstancias. Y el medio ambiente.

Ya se sabe, o debería saberse, lo que les pasó a los anabaptistas por su negativa a aceptar la validez del bautismo infantil, como mancharon de sangre las manos de los reformadores protestantes.

El bautismo infantil, por poderes de los testigos/padrinos, es aceptado, porque hasta hace muy poco era creencia fundamental que el bautismo es necesario para que lxs niñxs inconscientes no sufran las consecuencias del pecado original.
Peor lo tenían lxs niñxs que alcanzaban el nivel de consciencia minimo para cometer cualquier pecado mortal.
Es una preacaución comprensible.

Se siguen aceptando comuniones y confesiones infantiles y confirmaciones adolescentes.

El invento de las mayorías y minorías de edad es una cosa reciente y muy muy extraña.

Pero me sorprende ver practicas como esta, de "yo te enseñaré el camino del cielo / seminario menor / 12 a 18 años"..

Educación para la ciudadanía celestial.


( campaña de captación de niños para su formación profesional y vocacional.
En España, año 2009 )
Posted by Picasa