09 febrero 2009

LA GUERRA DE MADIAN NO ES HISTORIA, ES TEOLOGIA: EL COMENTARIO CATOLICO DE de VAUX



(un buen doctor catolico para equilibrar los comentarios de Voltaire y de Mark Twain. Con sus imprimaturs y nihilobstats.)















Los argumentos de de Vaux , en resumen:

Motivos para dudar de la historicidad:
-No concreta; no hay datos, lugares de batallas, ni detalles precisos.
-Un botin enorme, inversosimil para una tribu nomada.
-La masacre no pudo realizarse, ya que unas decadas mas tarde encontramos a Gedeon luchando contra unos madinitas poderosos.
-Las tradiciones antiguas nos muetran a Moises en buena relacio con los madianitas.

Lo que no significa que nunca haya habido una batalla ni una victoria; pero sería la de Gedeon ("el día de Madian"), que el autor biblico hace retroceder al tiempo de Moises, y le da una interpretacion sacerdotal.
Que esten tranquilos los lectores modernos que se encuentran con el horrible genocidio descrito. No ocurrio nunca.


"LA VENGANZA DE YAHWEH" ( "niqmat Yahweh") se refiere al gran Juicio que el Señor ejecutara contra Babilonia, Edom y los filisteos. El verbo vengar, "nâqam", se refiere fracuentemente a Dios, restableciendo la justicia, derrotando a los enemigos de sus siervos, o castigando a israel por su infidelidad. La guerra de Madian evoca pues la victoria escatologica de Dios, no una victoria historica.

Israel no lucha por su existencia, como en las guerras santas del pasado, o para conquistar la Tierra prometida (a Josue ni se le menciona), lucha para mantener su fe, la pureza del yavismo, y asegurar así la victoria de Dios. El personaje que va a luchar es Fineas el sacerdote (vean las entradas sobre el tema). El rol del sacerdote es marcado, no solo en la conduccion de la guerra santa, tambien en la reglamentacion de la purificacion, el reparto del botin, la aceptacion de las ofrendas.

No se trata tanto una expedicion militar, como un acto sacerdotal, una lucha contra el Mal, contra los que enseñan el sacrilegio.
Una guerra por la pureza. Ese es el tema. Se purifican las prisioneras, el botin, los guerreros que han tocado muerto. Se purifican, por el procedimiento de quemarlas, las ciudades paganas, junto con sus templos, según los targums ("todas sus ciudades, y las casas de sus jefes y los altares de sus casas de oracion", según el T. Jonatan).

El texto, sin usar la palabra ("herem"), lo describe: destruccion de los pueblos, muerte a los jefes, y masacre de la poblacion "civil".No es un anatema total, porque se reservan como botin las virgenes, el ganado y objetos materiales, lo que nos remite a la"dulcificacion" deutoronomista de la Ley sobre el tema, para casos de guerra defensiva que no tenga por objeto la conquista de Canaan.
La ley del anatema, tal como aparece en los vv 17-18 : "Allons!, tuez tout mâle parmi les petits enfants; touez aussi toute femme qui a connu un homme sur la couche maritale, mais toute petite fille qui ná pas connu la couche maritale sera pour vous", es puramente teorica, y se compuso en una epoca posterior (bajo el imperio persa), en la que no habia ninguna posibilidad de ponerla en practica.

De Vaux cita exegetas cristianos y judios (Targum Jonatan, Origenes, Pedro Damian) que hacen una interpretacion alegorica y moral del capitulo. Vendria a ser como las interpretaciones de "jihad" como lucha o esfuerzo espiritual, tambian avaladas por antiguos maestros musulmanes.

El comentario es del 1970; desde entonces, no solo se deshecho la creencia literal en la historicidad de algunos capitulos incomodos para el lector moderno, por demasiado sanguinarios o demasiado milagreros. El ghetto academico, siguiendo los nuevos aportes de la arqueologia, duda de una conquista de Canaan por unos israelitas traidos de Egipto por Moises. Pero ese no es el tema ahora; la tribu de los amigos del metodo cientifico, sin distincion entre cristianos y no-cristianos, es un grupo minoritario, sospechoso y carente de credibidilidad social.
El tema es que las iglesias, las sinagogas, y sus respectivos rebaños, durante los ultimos 2.000 años, han creido y ordenado creer bajo añenaza que estos episodios eran autenticos, historicos, y voluntad de Dios. Que aparte de eso, tuvieran otras interpretaciones paralelas (espirituales, profeticas o morales), no les quitaba nada a su bondad por si mismas. No es tan chocante que el Señor explicara temas de moral y religion a traves de relatos miticos, como Su silencio ante le interpretacion de sus fieles.
Y la mayoria de los cristianos, instruidos con vagas catequesis, con productos audiovisuales populares, o bajo la direccion de predicadores fundamentalistas, creen y han creido que estas guerras sucedieron. A la mayoria no le parece un tema importante, o le cargan la responsabilidad a los hombres. O a los judios. Y forman parte del mito fundacional del Estado de Israel. Tambien de la beligerancia de los nuevos cruzados cristianos.
El fundamentalismo es un lugar comodo, sencillo y seguro.
Despues de todo, en la historia, las teorias solo son creibles hasta que hay que modificarlas.